El Coaching y el desarrollo de la Parentalidad Positiva

EL COACHING Y EL DESARROLLO DE LA PARENTALIDAD POSITIVA SON HERRAMIENTAS NECESARIAS QUE ACOMPAÑAN Y SOPORTAN LA TAN DIFÍCIL RESPONSABILIDAD DE EDUCAR Y FORMAR A LAS SOCIEDADES FUTURAS. 

Para dar respuesta a las necesidades de las familias en España, Asociación Praxxia celebró el pasado jueves, 27 de junio, la jornada “Coaching familiar: fortaleciendo las relaciones de las familias del siglo XXI”. El encuentro tuvo lugar en el madrileño Hotel Regente, donde participaron un grupo de profesionales del ámbito del coaching familiar, la psicología, la programación neurolingüística, la educación, la igualdad, la corresponsabilidad y la diversidad.

La jornada fue inaugurada Rosario Mariñas Jefa de Servicios General de Familia y menor de la Comunidad de Madrid, “apoyar a proyectos como este es uno de nuestros objetivos, con el fin de contribuir al fortalecimiento de las relaciones familiares, partiendo del punto de que el principal y primer trabajo parte de uno mismo, como individuo”.  La presidenta, Gema Garrido de la Asociación Praxxia comentó lo importante que es el apoyo recibido por parte de la subvención del IRPF para llevar a cabo la iniciativa y las diferentes acciones, y destaco que este proyecto complementa las diversas herramientas que profesionales del ámbito de la familia ya tienen, “entre las actividades que recoge el programa está esta jornada formativa, donde confluyen diferentes profesionales que hacen crecer en conocimiento y experiencia el proyecto”.

Julia Pérez, como experta en diversidad familiar y secretaria de la asociación nos mostró el mapa de familias y su diversidad “la diversidad familiar y los cambios que se están dando afectan a las estructuras familiares, y dichos cambios necesitan de ajustes de expectativas en las familias. La diversidad familiar siempre ha estado ahí, pero ahora es cuando nos cuestionamos los nuevos modelos y las formas de relacionarse”.

 La conferencia marco fue cargo de Susana Fuster que nos dio claves sobre como descifrar el lenguaje no verbal para entender, empatizar y acompañar a nuestros hijos e hijas. Ella nos acercó al mundo de las emociones a través de los gestos y nos ayudó a desterrar mitos sobre la educación, “es importante indagar con diferentes métodos que hay detrás de las emociones de nuestros hijos/as adolescentes, para que las emociones no se queden sin trabaja”.

La mesa de coaching familiar estuvo compuesta por Sara Cobos, qué nos habló de la comunicación como herramienta dentro del coaching “la comunicación es el aprendizaje más grande. No es hablar, es escuchar”. Acompañada por Ángel Luis Sánchez, “El mapa no es el territorio, para cambiar de perspectiva hay que ponerse en el lugar de los otros. Hay que encontrar nuevas formas de mirar, nuevas formas de actuar”. Y cerró la mesa Raquel de Diego, que nos trajo la experiencia de haber introducido todos estos contenidos en un colegio. “la inteligencia emocional no debe ser una asignatura, debe ser una formación trasversal a toda la educación”.

La siguiente mesa estuvo compuesta por Félix Barajas Villaluenga, Subdirector General de las Familias, Dirección General de Servicios para las Familias y la Infancia; Teresa Alía, Subdirectora General de Familias e Infancia del Ayuntamiento de Madrid y Joaquín Corcobado, jefe de área de Servicios Sociales y Ciudadanía de la Federación de municipios y provincias FEMP. Todos ellos nos mostraron diferentes recursos del que disponen las familias para el desarrollo de las competencias parentales y la práctica de la parentalidad positiva.

 

Y cerramos la jornada con la mesa de corresponsabilidad y conciliación, a cargo Mercedes Cano cooportavoz de la PPINA, que nos ayudo a entender lo importante y necesario que es repartir las cargas de la educación entre hombres y mujeres. “la corresponsabilidad tiene importantes beneficios emocionales, intelectuales y económicos para los niños y las niñas. La implicación de los padres en la educación también proporciona nuevos caminos y referentes”.  María Ortega y Ana Gallego nos contaron el proyecto que lleva a cabo Plumaría sobre la conciliación.

Y para finalizar, Álvaro Galán de la Fundación Once, nos habló de familia y discapacidad, “si una madre lo tiene difícil, si una familia lo tiene difícil, imaginaros una madre con discapacidad, o una madre que tiene un hijo o hija con discapacidad, imaginaros una familia en la que algún miembro tiene discapacidad”. Álvaro nos habló de que a los niños y las niñas con discapacidad no hay que limitarnos desde que nacen, ellos descubrirán a lo largo de su desarrollo sus propios límites.

En conclusión “el coaching y el desarrollo de la parentalidad positiva son herramientas necesarias que acompañan y soportan la tan difícil responsabilidad de educar y formar a las sociedades futuras. La parentalidad positiva nos proporciona esas claves para operar/actuar desde una perspectiva de cuidado, afecto, protección, enriquecimiento y seguridad personal. Sin olvidar incluir pautas educativas y límites. EL coaching es medio o la metodología que nos apoyarán para conseguir los objetivos que nos marcaremos en nuestros entornos familiares y educativos”. Comenta Gema Garrido, presidenta de la asociación.

Gema Garrido

Gema Garrido

Experta en Coaching Familiar

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email